Una entrada muy elaborada y cupcakes de arándanos con nata.

Después de un montón de preparativos, ya tenemos aquí nuestra segunda entrada.

 

 

Y digo bien, un montón de preparativos. Que si compro los ingredientes necesarios, que si ahora mejor le pongo esto en lugar de aquello otro, así que vuelta a comprar ingredientes, que si ahora se me ha olvidado este “in-gre-dien-te”…

 

Bueno y ya que estamos, habrá que comprar algún platito mono para que la foto no quede tan sosa ( que ya bastante mala soy echando fotos como para que encima ponga un plato de la vajilla barata del Ikea).  Ah! Y también algo de fondo, no?…

 

 

Vamos, un montón de preparativos. Ha sido algo parecido a la que organicé cuando estaba esperando la llegada de mi primera hija. No se si seré un caso extraño o a las que sois madres os ha pasado lo mismo que a mí. Pero yo no había visto tantas listas juntas en mi vida. Cada día hacía dos o tres listas de las cosas que nos harían falta, de lo que ya teníamos, de lo que faltaba por comprar…

La única diferencia es que lo de la niña lo organicé en unos 9 meses y esto en una semana y media.

 

 

Y es que el primer post fue algo así como… a ver que sale de esto. Pero el segundo, el segundo no es lo mismo, quería que quedara bien. Vamos que os guste y espero haberlo conseguido.

Pues de todo esto han salido estos cupcakes de arándanos con nata que están para olvidarse de la operación biquini, la operación año nuevo y todas las operaciones habidas y por haber.

Y, en un arrebato de sinceridad, yo creía que iban a quedar un poco ácidos. No me preguntéis por qué, no tengo mucha experiencia que digamos en el mundo de los arándanos y creo que es precisamente por eso, porque los veía tan pequeñitos, tan morados, casi negros y mi cabecita decía esto tiene que estar ácido de narices. Pero no!!! He aquí mi descubrimiento del día. Mi abuela siempre me decía “nunca te acostarás sin saber algo nuevo”, pues aquí está el “algo” de hoy.

Han quedado unas magdalenas esponjosas, dulces pero no demasiado, vamos en su punto diría yo. Y además como la cobertura es de nata, yo las encuentro mucho más ligeras que las que van cubiertas de buttercream.

En resumen y para ir al grano, que me enrollo como una persiana. Que tenéis que probarlas porque están de miedo.

 

 

 

Cupcakes de Arándanos con nata

·Para la masa (para unas 6 magdalenas)

  • 50 gr Mantequilla
  • 75 gr Azucar moreno
  • 1 cucharadita extracto de Vainilla
  • 1 Huevo
  • 120 gr Harina
  • 1 cucharadita de Levadura en polvo
  • 100 ml Leche
  • 100 gr Arándanos (y otros 100 gr para adornar)

·Para la cobertura

  • 200 ml Nata para montar
  • 1 sobre de Estabilizante para nata
  • 1 cucharada Azucar vainillado
  • 1 cucharada de Azucar blanco

Precalentamos el horno a 180ºC (160ºC si tiene ventilación) Batimos la mantequilla, con el azucar y el extracto de vainilla, unos 3 o 4 minutos. Añadimos el huevo y cuando tengamos una crema espumosa, incorporamos la harina con la levadura (que previamente habremos tamizado), alternando con la leche y a velocidad baja. Retiramos de la batidora y añadimos lo arándanos enteros que con anterioridad habremos pasado por un poco de harina (esto evita que se nos vayan al fondo de los moldes y queden más repartidos por la masa) Mezclamos suavemente con una cuchara y vertemos en los moldes.

Horneamos unos 25 minutos o hasta que al meter un palito salga limpio. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras tanto, montamos la nata con el azucar y el estabilizante. Servimos sobre las magdalenas ya enfriadas y decoramos con el resto de los arándanos.

 

 

Espero que lo intenteis y sobretodo que os gusten.

Un beso.

 

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...