Brioches: desayuno, merienda o cena!

 

 

Brioches

Brioche, pan de leche, bollito, suizo… o como lo llaméis por vuestra tierra. La cosa es que están riquísimos y los puedes hacer para un desayuno, una merienda o incluso una cena si los rellenas con un poco de mantequilla y jamón de York.

Brioches

Yo los conocía como suizos, pero me pareció que brioche era un nombre más elegante para su presentación en sociedad. De hecho este tipo de bollería es de origen Francés, así que en honor a su origen los he llamado brioches. En España comenzaron a llamarse pan de leche, para más tarde recibir la denominación de suizo, debido al nombre de la cafetería que le dio mayor fama, Los Suizos.

Brioches

En referencia a lo anterior, cuenta el autor del libro “Exceso de equipaje” que en Suiza preguntó a un camarero por este bollo y el camarero dijo que no existía. Al describir su forma, el caballero le dijo que «lo más parecido es un bollo español» y le trajeron un suizo.

Brioches

Para la masa (unos 8 brioches):

  • 40 gr de azúcar
  • 60 gr de mantequilla
  • 90 gr de leche templada
  • 25 gr de levadura fresca de panadería
  • 2 huevos M
  • 400 gr de harina de fuerza
  • una pizca de sal

Batimos la leche, la mantequilla y el azúcar. Incorporamos la levadura desmigada y los huevos. Una vez hecho esto si tienes una amasadora te resultará mucho más fácil, consiste en echar la harina y la sal y amasar unos minutos. Sino tienes amasadora, no pasa nada, sólo tendrás que limpiar un poco más la encimera. Haces una montañita con la harina y la sal y abres un hueco en el centro (como si fuera un volcan), vamos vertiendo nuestra mezcla en el centro y amasando, hasta que tengamos una masa lisa.

Con esto hacemos una bola, la colocamos en un bol engrasado para evitar que se pegue y lo dejamos reposar con un paño por encima dos horas, en las cuales duplicará su tamaño.

Pasado este tiempo volvemos a amasar un minuto y hacemos una especie de churro con la masa para cortarlo a trozos. Debemos hacer aproximadamente unos 8 trozos, hay que tener en cuenta que aun aumentarán su tamaño en casi el doble.

Con estos trozos hacemos bolitas y las colocamos en la bandeja de horno. Las dejamos reposar de nuevo durante 1 hora más.

Ponemos a precalentar el horno a 220ºC.

Justo antes de meter al horno podemos hacer un corte en el centro, pincelarlos con un huevo batido para que brillen y espolvorearlos con azúcar húmeda.

Horneamos 5 minutos a 220ºC y seguidamente sin abrir el horno bajamos la temperatura a 200ºC para dejarlos otros 5 minutos. Hay que tener cuidado porque se doran demasiado rápido y se pueden quemar facilmente por fuera.

 

Brioches

Bueno, esta receta es un poco más compleja que las que os dejo normalmente, pero creo que el resultado merece la pena y se os va a quedar una cara de pastelero profesional… 🙂

Espero que probéis los bollitos y me contéis que os parecen. Yo os puedo contar que a mis hijas les han encantado.

Os dejo, por poco tiempo, hasta nuestra próxima entrada.

Un beso enorme.

Gema.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios

  1. Danza de Fogones dice:

    Ahora me ha entrado hambre!!!! Desde pequeña me encantaban los brioches, tanto con dulce como con salado!!!